Gadisa o cómo implantar la RSE en el ‘core’ del negocio

Gadisa o cómo implantar la RSE en el ‘core’ del negocio

Gadisa o cómo implantar la RSE en el ‘core’ del negocio

Una de las claves que hacen a una empresa socialmente responsable es el hecho de que sus medidas en responsabilidad social empresarial (RSE) estén directamente relacionadas con su core de negocio y tengan beneficios sobre él o, de lo contrario, la compañía será sospechosa de pretender un simple lavado de cara, lo cual no es deseable por el coste de reputación que supone ante sus grupos de interés.

Ahora bien, la gran pregunta: ¿cómo saber que la empresa realmente se toma en serio la RSE y no lo hace porque lo considera un elemento más de marketing que luego refleja en un informe o memoria siguiendo los estándares del Global Reporting Initiative u otra entidad? Partiendo de la base de que la RSE debe formar parte del negocio, sus implicaciones tienen que notarse de forma positiva en 4 ámbitos relacionados con su estrategia empresarial: el medio ambiente, la comunidad, el mercado y los puestos de trabajo.

Las categorías que se pueden analizar son muchas, pero nos centraremos en estas cuatro grandes para adaptarlo al análisis de una empresa gallega que destaca por su política de RSE, Gadisa, compañía líder en la distribución al por mayor y en supermercados, con una facturación superior a los 1.000 millones de euros en 2016. En su haber acumula numerosos reconocimientos, como el Premio Empresa Social 2015 al Mejor Proyecto RSC y Consumo Responsable de la Fundación Mundo Ciudad, el premio Gran Empresa en el ámbito social otorgado por la Xunta de Galicia en los Premios RSE Galicia 2015, finalista en los VII Premios Corresponsables en la categoría de “Grandes Empresas” o el Trofeo da Galeguidade recibido por la campaña publicitaria “Vivamos como galegos”, entre otros.

Un ejemplo de economía circular
¿Qué ha hecho Gadisa para ganar esos premios? Vamos por partes. En el aspecto medioambiental, la compañía es consciente de que la sostenibilidad es un factor del que depende su supervivencia a largo plazo, dado que vive de recursos limitados como los alimentos, cuya calidad está seriamente amenazada por los efectos del cambio climático. Para ello, dispone de una Política Medioambiental que, entre otros aspectos, incide sobre el impacto de sus procesos logísticos, reduciendo el volumen de kilómetros recorridos por su flota compuesta por más de 200 vehículos.

Gadisa fomenta la economía circular a través del reciclaje y la reutilización de cajas desde el mismo punto de venta, donde se realiza la segregación adecuada de los materiales para que, posteriormente, un equipo de 30 profesionales se responsabilice en la sede central de derivar el cartón, el plástico y la madera a empresas especializadas. El resultado, según los datos de su última memoria publicada: 5,1 millones en movimientos de cajas plásticas reutilizables, más de 6.700 toneladas de cartón reciclado, 748 de plástico y 156 de madera.

Una de las señas de identidad del Grupo desde hace décadas es su importante creación de riqueza en Galicia. La compañía con sede en Betanzos siempre ha dedicado un esfuerzo prioritario a la inversión y contratación de empleados y proveedores en las regiones donde tiene presencia. Así, contribuye con más de 100 millones de euros anuales en impuestos y cotizaciones sociales de sus casi 6.900 trabajadores. Gadisa trabaja con cerca de medio millar de pequeños y medianos productores y cooperativas en las zonas donde opera, además de 200 proveedores locales de alimentación envasada.

Inversión en mejorar al calidad de los productos
La contribución al mercado es un factor cada vez más relevante en la estrategia de RSE y así se constata en el último informe de la prestigiosa entidad Reputation Institute, que cada año elabora el ranking de las marcas con la mayor reputación del mundo. En 2017 el principal impulsor de la reputación es la calidad de los productos y servicios que ofrecen las empresas, un aspecto crucial para sus clientes. Gigantes como Rolex, Walt Disney o Lego lo han comprobado en los últimos meses.

Y Gadisa es consciente de ello. De hecho, en 2016 invirtió casi 17 millones de euros para la mejorar sus infraestructuras, ampliar la oferta y optimizar el servicio a sus clientes, entre otros elementos. Y la fidelidad de los clientes se tradujo en un incremento de 61,5 millones de euros en los ingresos, hasta rozar los 1.100 millones, que es uno de los indicadores más relevantes para valorar la marcha de una empresa y su situación en el mercado.

Aumento de la conciliación y la promoción interna
La creación de empleo (227 personas en 2016) ha sido constante en los últimos ejercicios, pero eso no es suficiente en el caso de una compañía con una política de RSE activa y que pretende ser ejemplar. Esto lleva a Gadisa a mirar más la calidad y condiciones del puesto de trabajo que la cantidad en sí misma. Con este objetivo, en los últimos dos años aumentó un 10% el número de trabajadores (532 personas) que disponen de un horario adaptado para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral. La compañía cree, además, en un modelo basado en la promoción interna, de la que se beneficiaron 338 personas en 2016, un 76% más que dos años antes. Los trabajadores recibieron más de 46.000 horas de formación y el 100% del personal de tiendas está incluido en el plan de incentivos que complementa la política retributiva.

Trabajadores con horario adaptado para la conciliación laboral y familiar

Grandes filántropos de la historia siempre recuerdan la máxima de que se debe devolver a la sociedad lo que ella te ha dado. Gadisa colaboró en 2016 con 2.300 iniciativas de desarrollo social, económico y cultural, pero también deja un legado único que, más que RSE, es una forma de hacer empresa que puede servir de inspiración para los que vienen detrás y les puede llevar al éxito. Los 6 principios que defendía el fundador de Gadisa, Roberto Tojeiro Díaz, y que son pilares fundamentales de su organización.

Todas las acciones de RSE de Gadisa están recogidas en su memoria anual. Este documento, en cuya elaboración ha participado Aporta Comunicación, es una de las principales vías de comunicación del negocio y las prácticas responsables de cualquier empresa.

Cada vez son más las compañías que quieren diseñar una política de RSE y medir sus impactos a través del asesoramiento de expertos independientes especializados en este campo. Nuestra experiencia nos dice que la gran mayoría de las entidades y empresas que encajaron su RSE en el ‘core’ de su actividad han obtenido resultados satisfactorios e incluso una transformación que las ha convertido en organizaciones más eficientes debido a la alineación de los trabajadores con los valores e intereses de la empresa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies