«Nuestro negocio es una estrategia de RSE en sí mismo que nos ha permitido triplicar la plantilla en cinco años»

«Nuestro negocio es una estrategia de RSE en sí mismo que nos ha permitido triplicar la plantilla en cinco años»

«Nuestro negocio es una estrategia de RSE en sí mismo que nos ha permitido triplicar la plantilla en cinco años»
Apostando por la economía circular como modelo de negocio, la empresa gallega revertia se dedica a la gestión integral de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Como clientes de Aporta Comunicación a lo largo de los últimos años, quisimos entrevistar a revertia tras su reciente y merecido reconocimiento en los Premios RSE Galicia 2016, otorgados por la Xunta de Galicia. Hablamos con Alejo Calatayud, responsable de comunicación de la empresa, sobre la responsabilidad social indisociable de su actividad.

La propia actividad de revertia como empresa que gestiona residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) supone una contribución importante para el cuidado del medio ambiente. ¿Se puede considerar que el negocio es una estrategia de RSE en sí mismo?
Efectivamente, en revertia vamos más allá de la mera gestión de los residuos y ofrecemos a nuestros clientes servicios adicionales en materia de sostenibilidad que tienen un alto valor añadido y unos claros beneficios ambientales y sociales, entre ellos, la cuantificación del beneficio ambiental de la reutilización mediante el cálculo de la huella de carbono de nuestros procesos y la donación de equipos reutilizados a proyectos sociales gracias al patrocinio de nuestros clientes.

¿Qué cifras ofrece la reutilización de equipos en términos ambientales?
En el marco de un proyecto europeo liderado por la Universidad de Vigo y en el que participamos junto con el centro tecnológico Energylab, se llevó a cabo un análisis de ciclo de vida (ACV) de un puesto informático completo reacondicionado con el fin de evaluar el impacto ambiental de los procesos de preparación para la reutilización. Como resultado de este trabajo se desarrolló una herramienta que nos permite calcular la huella de carbono de los equipos reutilizados. Gracias a este estudio podemos cuantificar que un puesto informático reutilizado evita la emisión a la atmósfera de 191 kg de CO2 frente a la alternativa de adquisición de un dispositivo de nueva fabricación. En términos más fácilmente comprensibles vendría a equivaler al CO2 emitido por un turismo al recorrer 1.600 km.

Hablaba antes de la donación de una parte de los equipos recuperados a entidades sin ánimo de lucro, lo cual supone una importante labor social. ¿Qué acciones lleva a cabo revertia en este ámbito?
Gracias al patrocinio de los clientes de revertia, buena parte de los equipos informáticos recuperados en nuestras instalaciones son donados a diferentes proyectos sociales con el objetivo de que los más desfavorecidos puedan tener acceso a equipamiento informático y tecnológico, por lo tanto, a las nuevas tecnologías. Se reduce así la brecha digital. Por otro lado, estamos comenzando a desarrollar diferentes campañas de concienciación y difusión ambiental en el sector de los residuos en colaboración con diferentes administraciones públicas con el fin de incentivar la responsabilidad ambiental y cambios en los hábitos de comportamiento de la ciudadanía incidiendo en las graves consecuencias ambientales y sociales que tiene una incorrecta gestión de este tipo de residuos que contienen sustancias peligrosas y altamente contaminantes. El objetivo final que se pretende no es otro que mejorar los índices de recogida diferenciada y aumentar el porcentaje de reutilización de esta categoría de residuos.

Revertia tiene muy presente en su ‘core’ la responsabilidad ambiental, motivo por que el que fue premiada en los Premios RSE Galicia 2016. ¿Cuáles son los principales hitos o cifras que motivan este reconocimiento?
En términos globales, en revertia gestionamos durante el año 2016 más de 130 toneladas de RAEE, con un porcentaje de reutilización de un 20% del total. Este porcentaje se eleva a más del 30% si tenemos en cuenta solo la categoría de equipamiento informático. En lo que llevamos de 2017 ya hemos superado el número de toneladas gestionadas en 2016, y esperamos llegar a triplicar esta cantidad en los próximos años. En 2016, nuestros procesos de reutilización han supuesto el ahorro de emisiones de CO2 a la atmósfera de 250 toneladas.

¿Qué otras líneas destaca de su política de RSE?
En revertia tenemos plenamente interiorizada la variable ambiental en todos nuestros procesos productivos y ámbitos de organización, para lo que contamos con la certificación ISO 14001 de gestión ambiental. Esto nos permite garantizar el cumplimiento de los objetivos que nos hemos marcado mediante la mejora continua de nuestros procesos, así como la adaptación de nuestros procedimientos de trabajo a la nueva normativa. Además, la formación continua de nuestro personal es un aspecto clave para la organización, por lo que anualmente aprobamos un plan de formación transversal, en el que procuramos que todos los empleados participen en su elaboración, haciendo hincapié en las áreas específicas de su puesto.

¿Consideran su negocio reboots una forma de RSE en tanto los aparatos electrónicos son más accesibles para personas con pocos recursos?
Por supuesto. El acceso a equipos informáticos reutilizados y, por tanto, a la tecnología, de personas con menos recursos es una clara acción de responsabilidad social por las ventajas sociales y económicas que supone para estos colectivos más desfavorecidos y que evita, además, generación de desigualdades como el acceso a un mercado laboral cada vez más tecnológico. Pero la plataforma de venta reboots también es una herramienta para cerrar el círculo de nuestra actividad. Somos plenamente conscientes de que la reutilización solo será una actividad sostenible si realmente existe una salida de mercado para los equipos que son restaurados y reacondicionados.

Todo un ejemplo de empresa de la economía circular. ¿Qué potencial ven en su sector?
Proponemos un modelo de sociedad en el que los residuos de unos se conviertan en recursos para otros. Con este modelo productivo circular estamos evitando la generación de residuos, una reducción en la extracción de los recursos naturales y reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera, al mismo tiempo que generamos nuevas oportunidades de negocio, crecimiento económico y creación de puestos de trabajo. En nuestro caso, pasamos de tener dos empleados cuando creamos revertia en el año 2011 a seis en la actualidad y con buenas perspectivas de cara al futuro. La innovación es un elemento clave para lograr la transición hacia una economía circular y, para ello, son imprescindibles nuevas tecnologías, adaptación de los procesos, servicios y modelos empresariales, así como un cambio profundo en los patrones de comportamiento de los consumidores.

Si quieres conocer más sobre revertia y su labor en materia de RSE, puedes ver esta entrevista realizada por Aporta Comunicación en el marco de los Premios RSE Galicia 2016.

Otra de las claves del éxito de revertia es su sensibilidad por la comunicación corporativa, que se materializa en entrevistas como la anterior. A la comunicación, revertia dedica esfuerzos importantes, tanto para impulsar su presencia digital como a nivel offline. Su actividad se transforma en contenido de alto valor para sectores emergentes como la economía circular y la sostenibilidad energética y medioambiental, lo que la convierte en un referente en su área, atrayendo posibles clientes y conectando de manera más eficaz con sus grupos de interés.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies